sábado, 26 de julio de 2014

LA MÁSCARA




LA MÁSCARA

... el silencio
que  late
entre los ruegos castigados
por la febledad
de lo difuso

la mudez alevosa
que tiñe las tardes
de desvencijados encuentros

                      desvencijados encuentros
                                                        a solas

y
a solas...
... las horas que ocupan
su espacio
entre semblantes
que juegan al juego
de la comedia
de  la tragedia
según la alegoría
de la máscara
que el rostro exhiba
tras la derrota

a solas
las horas
ocupan su espacio...

©Concha González.

2 comentarios:

  1. Puede que el tiempo sea el principal, el más sospechoso enmascarado.
    ABrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro... y además zaino y silente. Un abrazo Amando.

      Eliminar